domingo, 22 de febrero de 2009

Valencia

VALENCIA
Es la capacidad de combinación de un átomo. Para determinar la valencia de un átomo, se toma como referencia al átomo de hidrógeno, debido a que cuando se encuentra formando un compuesto binario (compuesto formado por dos elementos diferentes) nunca está en combinación con más de un átomo de otro elemento, razón por la cual se le da una capacidad de combinación de 1; es decir su valencia es de 1.
Ejemplo:
El cloruro de hidrógeno o ácido clorhídrico, HCl un átomo de hidrogeno se combina con uno de cloro; así la valencia de cloro es también de 1.
Cl17 H1 Cl-
1s2 2s2 2p6 3s2 3p2 3p2 3p1 + 1s1 1s2 2s2 2p6 3s2 3p2 3p2 3p2
H+
Por tanto, la valencia del hidrogeno es +1 y la del cloro es -1.
En la molécula d agua (H2O) el oxigeno se combina con dos átomos de hidrogeno; por tanto, su valencia es de -2.
O8 O-2
1s2 2s2 3p2 3p1 3p1 + 1s1 + 1s1 1s2 2s2 3p2 3p2 3p2
H+ H+
Determina la valencia de los siguientes compuestos:
LiCl,
CaCl2,
AlCl3
Los metales (grupo IA) y alcalinotérreos (grupo IIA) tienen una valencia fija de +1, +2 respectivamente. También hay otros elementos que tienen más de una valencia o valencia variable;
Ejemplo:
El monóxido de carbono (CO) la valencia del carbono es +2 debido a que está combinado con un átomo de oxigeno, cuya valencia es -2; en el caso del dióxido de carbono (CO2) el carbono tiene una valencia de +4, pues está combinado con dos átomos de oxigeno, en estos casos la valencia del carbono es de +2 y +4.
Determina la valencia de los siguientes compuestos:
N2O
NO
NO2
N2 O3
N2 O5
Las valencias del nitrógeno son 1, 2, 4, 3, 5 respectivamente.
El NÚMERO DE OXIDACIÓN es otro concepto que se utiliza para describir la capacidad de combinación de un átomo. Este es un número entero que puede ser positivo o negativo y que describe la capacidad de combinación de un átomo, además de indicar el comportamiento de los electrones en n compuesto.
En el compuesto cloruro de litio (LiCl), el litio, al perder un electrón, queda como ion (Li+) con una carga eléctrica o iónica de +1, que es igual al número de oxidación, mientras que el cloro, al ganar ese electrón, se transforma en ion (CL-) con carga eléctrica o número de oxidación de -1. Como podrás observar al combinarse estos dos átomos, uno pierde un electrón y el otro gana, esto indica el comportamiento del electrón, es decir, el número de oxidación.
ENLACES ENTRE ÁTOMOS
Relación entre energía de ionización y número atómico.
En la formación y ruptura de los enlaces químicos, la energía de ionización y los electrones juegan un papel muy importante. Como sabemos, el potencial o energía de ionización es la energía necesaria para extraer un electrón del átomo; esa energía deberá ser capaz de romper la fuerza de atracción que existe entre los electrones y los protones del núcleo. Dicha fuerza es inversamente proporcional a la distancia entre ambos, es decir, entre más alejado esté un electrón del núcleo, la fuerza de atracción será menor.
Cuando un electrón absorbe energía proveniente del exterior del átomo pasa a un nivel energético más alto (estado excitado) del que se encontraba (estado basal), por lo tanto, la distancia respecto del núcleo aumenta y la fuerza de atracción disminuye requiriéndose menor energía para extraerlo.
La energía de ionización en la Tabla periódica disminuye de arriba abajo en un grupo y aumenta de izquierda a derecha en un periodo analizando este último párrafo y observando la posición de los elementos en la tabla periódica, para aquellos que en un periodo se encuentran más cerca de los gases nobles, se requiere de más energía para quitarles un electrón que aquellos que se encuentran al inicio del periodo; es decir, los primeros tienden a ganar electrones y los segundos a perderlos.
Por tanto antes de iniciar el estudio de los enlaces químicos, analizaremos las ideas sobre las uniones químicas que aportaron los científicos Kossel y Lewis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario